Como recuperar después de un Ironman

Alejandro Santamaría

Martes, 26 de julio 2016

Para muchos terminar el Ironman es el gran objetivo de su temporada, la meta final, por lo que después se relajan del todo y dan por terminada la temporada.

En mi caso me gusta hacer coincidir una semana de vacaciones justo después para desconectar. Pero ayudamos al cuerpo a recuperar mejor si hacemos algo de ejercicio. La cabeza es nuestro peor enemigo para esos días porque podemos estar desganados y pensando solo en relax. Sin embargo hacer algo de deporte variado y suave nos ayuda a incluso supercompensar todo el esfuerzo.

En la semana posterior no suelo tener nada planificado ni obligado. Prefiero dejar que el cuerpo y la cabeza me sugieran lo que les apetezca sin dar rienda suelta a sus deseos más perezosos.

Un paseo en bici, nadar 1000m, pasear por el monte o trotar suave. Lo que sea pero algo y poco.  Y sobretodo hacer cosas diferentes a lo que estamos acostumbrados. Comer mucho, dormir más y desconectar. Y sobretodo dedicar más tiempo a la familia a la que inevitablemente hemos dedicado menos tiempo en las últimas semanas previas a un Ironman.

Después de esta primera semana podemos hacer algún entreno más cañero. Pero sobretodo dando prioridad a las recuperaciones y escuchando las sensaciones del cuerpo sin forzarlo más de la cuenta.

Lo mejor en estos primeros entrenos es hacer algunos cambios de ritmo cortos con mucha recuperación en cada uno de los 3 deportes y volver a fortalecer.

Consejos:

  • Entrenar lo que nos apetezca sin pasar de 2h de bici, ni de 50´de carrera ni de 1500m de agua durante la primera semana. Con días intercalados de descanso total. Ideal hacer otros deportes diferentes.
  • Hidratarse más de lo normal para ayudar al cuerpo a la rehidratación y a eliminar toxinas.
  • Nutrirse especialmente bien para ayudar al cuerpo a recuperar mejor. Es un error común comer a base de comida basura después del Ironman a modo de premio. Pero en realidad eso es un castigo para el cuerpo. Comer mas es normal, y hacerlo sin preocuparse de las calorías. Pero intentar hacerlo sin comidas procesadas y no castigar al cuerpo y a nuestro hígado con comida basura.

En mi caso la primera semana después de Vitoria la pasé de viaje fuera de España. Y la verdad es que en los primeros días no pude hacer prácticamente nada por problemas logísticos. En los primeros 7 días solo hice una caminata por montaña, 2 baños en el mar nadando un poco y un trote de 20´con algunas rectas de 15´´.  La segunda semana seguía de viaje y sin bicicleta.  Corrí de lunes a miércoles con algunos cambios pero sin llegar a fatigarme mucho y nade un poco en el mar. Jueves y viernes ya en casa por fin pude montar en bici y también con algún cambio de ritmo para activarme. Nadar un poco.

Y así me planté en el Triatlon de Palmaces. Donde pude conseguir un buen rendimiento y hacer una gran carrera con un 3º puesto. Este triatlón es un clásico en el calendario nacional y en esta edición contaba con una participación de lujo.

Ya gané aquí el año pasado y seguir en el pódium para mi es una gran satisfacción.

Gracias sobretodo a la gran base que hay de toda la temporada con un buen descanso y un mínimo de entreno conseguí la tan deseada supercompensación.

Ahora toca volver a los entrenos con normalidad pensando en los siguientes.

Share This